¿Existen los extraterrestres?

Esta fue la pregunta que Gaspar Tapia, de 6 años, nos hizo y que nuestras amigas de Star Tres, las astrónomas Javiera Rey, Carolina Agurto y Karina Rojas respondieron. Los invitamos a disfrutar esta entretenida explicación.

¿Existen los extraterrestres?

La respuesta corta, es que aún no sabemos. No hemos encontrado evidencias de que existan extraterrestres. Para Gaspar dejamos la siguiente infografía y, para saber más detalles, los invitamos a seguir leyendo la nota.

extraterrestres

¿Qué es la vida extraterrestre?

Los científicos llaman vida extraterrestre a toda la vida que se origina fuera de nuestro planeta Tierra. Esto no sólo toma en cuenta vida inteligente, como nosotros los humanos, sino que también bacterias, plantas y animales. ¡Todos los organismos que se encuentren vivos!

¿Hemos descubierto vida extraterrestre?

A la derecha, las estructuras reveladas al observar ALH84001 bajo el microscopio. Créditos: NASA

A la derecha, las estructuras reveladas al observar ALH84001 bajo el microscopio. Créditos: NASA

Aún no. Aunque varios candidatos han aparecido, aún no logramos encontrar evidencias de que exista vida extraterrestre. Por ejemplo, en 1996 se pensó que se había encontrado evidencias de rastros de vida en un meteorito conocido como ALH84001, que venía desde Marte. Las formas que se ven en la imagen, fueron interpretadas por los científicos como fósiles de organismos similares a las bacterias. En noviembre de 2009, un grupo de científicos dijo que esta hipótesis se hacía más fuerte porque se había encontrado estructuras similares en otros meteoritos marcianos. Sin embargo, la comunidad científica en su mayoría, opina que la forma de estos supuestos fósiles no puede ser usada como única prueba de una detección de vida.

¿Cómo podemos encontrarla?

Por ahora, la única vida que conocemos es la que existe en la Tierra. Es por esta razón que, a la hora de elegir lugares para buscar vida fuera de nuestro planeta, intentamos buscar ambientes que se parezcan al nuestro, y uno de los principales componentes que permite la vida en la Tierra es: el agua líquida. La ciencia que se dedica a la búsqueda de vida (antigua o actual) en lugares distintos a la Tierra, se conoce como Astrobiología. Sabiendo esto entonces, ¿cómo podemos encontrar vida extraterrestre?

En el Sistema Solar

planetas

 

El Sistema Solar es nuestro vecindario y, por supuesto, es el primer lugar en el que comenzamos a buscar evidencias de vida extraterrestre. Como mencionamos más arriba, uno de los candidatos son los meteoritos. Los meteoritos provienen de distintos rincones de nuestro Sistema Solar y, dentro de ellos, podría ser posible encontrar organismos fósiles.

Pero también hay otros lugares en los que se han realizado búsquedas, por ejemplo, Marte. Todas las evidencias indican que hace muuuucho tiempo, Marte tenía agua líquida en su superficie. Es por esto que los científicos han estudiado a fondo el planeta rojo en búsqueda de organismos vivos o restos de ellos. Por el momento, aún no encontramos nada. Pero no perdamos las esperanzas 🙂 . Hasta hace unos meses, se creía que el agua que quedaba en Marte estaba en forma de hielo, principalmente en los polos, y bajo la superficie. Pero estudios de la NASA probaron la existencia de sales hidratadas en la superficie (una especie de sal húmeda, o salmuera). Esto es una evidencia indirecta de que, bajo ciertas condiciones, puede haber agua líquida en la superficie de Marte. Tal vez en unos años más encontremos la evidencia de vida que hemos estado buscando.

Otra destinación favorita en el Sistema Solar es Europa. Europa es una de las 4 lunas más grandes del planeta Júpiter. Su superficie es una capa de hielo, y todas las pistas parecen indicar que bajo esa capa de hielo, existe un océano de agua líquida. Esto convierte a Europa en un excelente candidato para la búsqueda de vida extraterrestre. El problema es que primero necesitamos atravesar la capa de hielo, y debemos hacerlo de una forma limpia, sin contaminar con bacterias ni organismos vivos provenientes de la Tierra. La NASA ya tiene preparada una futura misión a Europa, así que esperamos tener grandes noticias sobre esta luna en los próximos años.

En planetas extrasolares

zona_habitable

 

Los planetas extrasolares son todos aquellos que se encuentran fuera de nuestro Sistema Solar, orbitando estrellas distintas a nuestro Sol. Los astrónomos descubren nuevos planetas extrasolares muy seguido, y ya existen alrededor de 2 mil de ellos confirmados. La cuenta sigue aumentando y se puede revisar en sitios comoPlanet Quest de la NASA.

Estos planetas se encuentran muy lejos, y es por esto que no podemos tener imágenes detalladas o mediciones precisas como las que tenemos para los planetas del Sistema Solar. Sin embargo, los astrónomos son capaces de estimar si estos planetas podrían ser capaces de tener agua líquida en su superficie. Para eso, deben ubicarse en una zona en torno a su sol, donde no sea demasiado cálido (porque el agua se evapora), ni demasiado frío (porque se congela). Aunque hay muchas otras variables que influyen en esto, por ejemplo, la atmósfera del planeta, es una buena primera estimación. Si pudiésemos hacer viajes interplanetarios, de seguro estos planetas en la zona habitable serían uno de los destinos favoritos para quienes buscan vida extraterrestre 🙂 .

Con señales de radio y otros

A la izquierda, señal Wow!. Créditos: The Ohio State University Radio Observatory y el North American AstroPhysical Observatory (NAAPO)

A la izquierda, señal Wow!. Créditos: The Ohio State University Radio Observatory y el North American AstroPhysical Observatory (NAAPO)

 

Si quisiéramos buscar vida inteligente, como los seres humanos, tenemos otra buena alternativa sin limitarnos a los lugares en los que sabemos que podría haber agua líquida. Existe un grupo de personas que busca señales de vida inteligente provenientes del espacio, bajo el nombre de SETI (Search for ExtraTerrestrial Intelligence). Una de las formas de búsqueda, es monitorear la radiación electromagnética esperando encontrar señales de transmisiones de civilizaciones extraterrestres, pero también existen otras, como búsqueda de indicios de tecnología avanzada o de artefactos no-terrestres.

Obviamente esta labor tiene sus inconvenientes. Hay que saber diferenciar las señales que vienen de la Tierra, de las que provienen de fuera. Hay que saber si son de origen natural (como los púlsares, que emiten ondas de radio) o artificial. Y si se encontrara una señal artificial, tendríamos que poder interpretarla y decodificarla si fuese necesario. ¡Un buen indicio de una civilización extraterrestre sería recibir una señal de radio artificial desde una ubicación fuera del Sistema Solar!

El 15 de agosto de 1977, Jerry R. Ehman detectó una fuerte señal de radio mientras trabajaba en un proyecto SETI en el radiotelescopio Big Ear de la Universidad Estatal de Ohio. La señal calificaba como de origen no terrestre y fuera del Sistema Solar, aparentemente originada al noroeste del cúmulo globular M55, en la constelación de Sagitario. La señal estuvo ahí durante los 72 segundos que Big Ear fue capaz de observarla, pero no se ha vuelto a detectar. Impresionado por la similitud entre lo detectado y lo que se esperaba encontrar de una señal interestelar, Ehman escribió “Wow!“, lo cual le da el nombre a esta señal. Sin embargo, al no poderse hacer un seguimiento, continúa como una simple anécdota en la búsqueda de señales de civilizaciones inteligentes.

Si el universo es TAN grande, ¿por qué aún no aparece nada?

drake

La ecuación de Drake. Imagen inspirada en la versión en inglés, disponible en los enlaces al final de la nota.

La ecuación de Drake, que se ve en la figura de arriba, nos permite estimar el número (N) de civilizaciones extraterrestres activas en la Vía Láctea con las cuales sería posible comunicarse. Esta ecuación que, como se ve en la imagen, depende de muchas variables, fue escrita en 1961 por Frank Drake como una forma de estimular el diálogo científico en una de las reuniones de SETI.

Cuando Drake y sus colegas hicieron una primera estimación de los valores de la ecuación en 1961, llegaron a la conclusión de que el número de civilizaciones en nuestra galaxia con las cuales podríamos comunicarnos era de un mínimo de 20. Actualmente, tenemos una mejor idea de estos valores y podemos poner ciertas restricciones en varios de ellos (como la tasa de formación de estrellas y el número de estrellas con planetas), pero la inexactitud de los otros términos hace que N pueda tener valores muy pequeños o muy grandes. Lo único que sabemos hasta ahora, es que N es al menos 1, porque nosotros estamos aquí. Hoy los científicos han hecho modificaciones de la ecuación de Drake. Por ejemplo, la astrónoma Sara Seager considera otras variables, para estrellas dentro de una cierta muestra. Pueden revisar los detalles en la presentación de Sara. También en las fuentes dejamos un enlace a un artículo con algunas restricciones para los parámetros de la ecuación de Drake.

Si somos positivos y pensamos que en realidad el resultado de la ecuación de Drake es un número relativamente alto, entonces ¿dónde están todos los extraterrestres? Esto es lo que se conoce como paradoja de Fermi, la contradicción entre las altas estimaciones de probabilidad de que existan civilizaciones extraterrestres y la falta de evidencia de su existencia.

En conclusión, por ahora parece ser que estamos solos en el universo. Veremos si eso cambia en el futuro.

Finalmente, queremos compartirles dos videos sobre la paradoja de Fermi, hermosamente realizados, y con subtítulos en español.

Fuentes:
The ALH 84001 Meteorite
Mission to Europa, NASA
Planet Quest, NASA
Infografía Ecuación de Drake
An equation to estimate the probability of identifying an inhabited world within the next decade, Sara Seager, MIT.
Astrobiology at NASA
A new empirical constraint on the prevalence of technological species in the universe
Instituto SETI

Wikipedia: Extraterrestrial Life
Wikipedia: Allan Hills 84001
Wikipedia: Wow! signal
Wikipedia: Paradoja de Fermi
Wikipedia: Ecuación de Drake